Academia de Inglés Marly Nervion Sevilla - 2002-2018

Academia de Inglés Marly Nervion Sevilla - 2002-2018

ES NATURAL COMETER ERRORES AL APRENDER INGLÉS

Escuela Marly

ES NATURAL COMETER ERRORES AL APRENDER INGLÉS

 

La Academia de Inglés Marly en Nervión Sevilla, www.escuelamarly.com , lleva cerca de 20 años acompañando y apoyando con la máxima profesionalidad y dedicación a todos sus alumnos,  tanto  en el aprendizaje como en el perfeccionamiento del Inglés.

Todos sabemos que, en cualquier proceso de aprendizaje, sea del tipo que sea, cometer errores forma parte natural del mismo.

Porque de esa manera tomamos conciencia de lo que aún no manejamos del todo bien, y nos sirve también de oportunidad para revisar, reforzar y superar.

Podemos decir que, en general, cuando se pregunta a alumnos de Primaria o Secundaria por cuáles son sus asignaturas que les suponen un mayor reto para aprender, hay dos respuestas bastante usuales: “Matemáticas” e “Inglés”.

En la práctica, cuando le decimos a los alumnos que es beneficioso para ellos cometer errores para perfeccionar más su Inglés, ellos no lo suelen recibir de muy buen grado.

La Escuela de Idiomas Marly de Nervión Sevilla os comparte hoy que hay una teoría y un estudio sobre los errores desarrollada por el autor Malcolm Gladwell.

Y se llama la regla de las 10.000 horas. Según esta teoría, parece ser que diez mil es el número de horas necesarias para poder ser un experto en casi cualquier área.

Este estudio indica también que no es tan importante cuánto se practica, sino cómo se practica. Una “práctica deliberada” es el nombre que le han puesto ellos a la tarea de aislar aquello que todavía no dominamos, y trabajarlo al máximo antes de pasar a otros conocimientos.

Imagínate, por poner un ejemplo, a un violinista practicando. El no se empeñaría en tocar la pieza entera una y otra vez, yendo más rápido por las partes más difíciles, con tal de llegar al final y terminar. No, que va, ese músico se detiene en las partes de más dificultad, las estudia, las revisa, y las toca una y otra vez hasta que supera el obstáculo. Y continua adelante sólo cuando ya sabe tocar a la perfección la pieza anterior.

Funciona igualmente para el trabajo académico.

 

En la Academia de Inglés Marly de Nervión Sevilla nos preguntamos, ¿por qué entonces los alumnos no se toman bien, en general, ser corregidos en sus errores, y no los aprovechan como parte del aprendizaje con una actitud positiva?. La respuesta es porque no los piensan de forma racional, sino emocional. En muchos casos, un alumno se siente “estúpido” o “tonto” por haber cometido un error. Es sólo eso, un sentimiento. Así de simple.

 

Específicamente se puede decir que es el sentimiento de vergüenza, y nuestra respuesta natural ante ella es evitarla y huir de su causa.

Mantenerse en ese sentimiento es una actitud negativa cuando el objetivo que tenemos es el de mejorar y  aprender.

Es importante recalcar que parte del éxito académico no depende de lo inteligente que se sea, o lo motivado que se esté. También tiene que ver con  cómo se siente el alumno frente a sus errores.

 

Uno de los mejores regalos, sin duda,  que puede recibir un alumno de su profesor, es que le enseñe a cambiar la actitud ante los errores. Porque, a lo largo de los años, los alumnos van internalizando sus errores como evidencias de que no son suficientemente inteligentes. Sacar mala nota se vive como un ataque personal. Y eso no es bueno.

 

En la Academia de Inglés Marly de Nervión Sevilla, entendemos que hay otras maneras de enfocar y manejar los errores que cometen los alumnos al aprender o perfeccionar su Inglés.

Una forma de ayudarles, por ejemplo, es haciéndoles ver que el error que han cometido es algo puntual y especifico, que no afecta a toda la globalidad de su conocimiento.

También se les podría ayudar viviendo los errores de forma positiva. La corrección en bolígrafo rojo no es su enemigo, cuando los alumnos empiezan a entender cómo manejarse con los errores, las correcciones cambian de significado.

Otra forma de apoyar a los alumnos frente a los errores es hacer correcciones generales de grupo, de esta forma ningún alumno se siente sólo cometiendo errores.

 

Vemos que, al aprender Inglés, los errores pueden ocurrir por distintos motivos.

Quizás porque el alumno no memorizó los datos correctamente, o no ejecutó las tareas en el orden requerido, o bien simplemente lo que ocurrió es que ignoró las instrucciones. La corrección en rojo es sólo un indicativo para cambiar el rumbo a mejor.

Cuando el profesor comparte esta información y esta actitud con sus alumnos, algo empieza a cambiar en el estudiante.

Porque el alumno se siente apoyado y motivado para desarrollar una relación más constructiva con los errores. Esto también da lugar a un ambiente de trabajo mucho más positivo para los alumnos y para el profesor.

 

Escuela de Idiomas Marly de Nervión Sevilla, tu Academia de Inglés Marly de Nervión Sevilla

www.escuelamarly.com